Historia del Colegio

Goldex

Victor Almonacid Hernández

Deutsche Schule de Punta Arenas © 2017

Antecedentes Históricos de Nuestro Colegio

Fue en el siglo XVI, cuando Hernando de Magallanes descubrió el estrecho que hoy lleva su nombre y trajo en su expedición a los primeros alemanes, como parte de su tripulación.

A contar del siglo XIX, se inicia la colonización en Chile especialmente por los alemanes en la Región de los Lagos, pero no por ello menos significativa en su aporte al crecimiento económico y desarrollo social de la Región Magallánica, siendo significativo en el período de 1890 a 1920, conocido como el ciclo de esplendor económico para la Región de Magallanes, ligado a las actividades navieras, balleneras, ganaderas y de la minería del oro.

Hacia el año 1906, un grupo de hombres visionarios, destacando entre ellos Rodolfo Stubenrauch, fundan la “Sociedad Escolar Alemana”, base de nuestro actual Colegio, con el apoyo del embajador del Imperio Alemán en Chile. Las primeras actividades docentes se llevaron a cabo en las instalaciones del “Club Social Alemán”, hasta que el 3 de noviembre de 1907, cuando se inaugura el primer edificio del Colegio Alemán, donde funcionó hasta 1949 y que corresponde actualmente a las dependencias del Hogar de Cristo en calle Balmaceda de la ciudad de Punta Arenas. Sin embargo, las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial también alcanzaron la Patagonia iniciándose una emigración de colonos alemanes a su país y la venta forzada del edificio del colegio.

El año 1962 marca el reinicio de las actividades de enseñanza del Colegio en las dependencias del edificio del Club Alemán, en el añoso Pasaje Körner, hasta el año 1991. La llegada de nuevos inmigrantes alemanes, favorecida por la zona de librecambio establecida por el gobierno de Don Jorge Alessandri Rodríguez., hizo imperativa la reapertura del colegio. Así comenzarían a funcionar el Jardín de Infantes, la enseñanza básica y la enseñanza media, egresando la primera generación de alumnos de IV° año medio el año 1982.

Las demandas de una educación moderna y de calidad, hicieron que la Sociedad Escolar Alemana decidiera la compra de un extenso predio y la construcción de un nuevo edificio, en el sector residencial de la ciudad denominado El Bosque.

Desde ese entonces a la fecha el colegio ha tenido un crecimiento sostenido, tanto en número de alumnos como de infraestructura, asegurando así la continuidad del trabajo de formación de jóvenes que, una vez egresados de la enseñanza superior, siguen aportando al desarrollo social, cultural y económico de la Región de Magallanes, con la impronta educativa del Colegio Alemán.